24 Feb

Los empresarios reclaman un contrato de formación para mayores de 45 años

Los empresarios también demandan al Gobierno que permita el empleo de jóvenes con esta fórmula para los turnos de noche y las horas extra.

La patronal CEOE ha planteado una propuesta sorprendente sobre el contrato de formación y aprendizaje en la negociación que mantiene con el Gobierno y los sindicatos sobre el empleo de calidad. Los empresarios quieren que el contrato de formación y aprendizaje pueda ser utilizado para los jóvenes menores de 30 años y también “para aquellos trabajadores, cualquiera que sea su edad, que hubieran sido despedidos de sectores en declive, con el fin de que puedan orientar sus conocimientos hacia una nueva profesión”. “En esa línea -dicen los empresarios- este tipo de contratos podría estar dirigido a mayores de 45 años, demandantes de empleo, y que hayan agotado la prestación del desempleo”. Es decir, que los beneficiarios puedan ser también parados de larga duración, tal y como ha publicado hoy Expansión en su edición impresa.

Así se recoge en el documento titulado El aprendizaje: clave de la mejora de la empleabilidad y la competitividad, que la junta directiva de la CEOE aprobó la semana pasada, y que ha presentado en la mesa de diálogo social con el Gobierno y los sindicatos.

Para defender su propuesta los empresarios tienen dos razones: la primera es que “el criterio de la edad es excluyente, y [para el contrato de formación y aprendizaje] debe primar la carencia de capacidades formativas para el desempeño del puesto de trabajo”. Hay que tener en cuenta, y este es el segundo argumento de CEOE, que los trabajadores mayores de 45 años son uno de los colectivos de peor inserción laboral. Su edad, y el tiempo que han estado sin trabajo provoca el rechazo de los empresarios a contratarlos. Según la última Encuesta de Población Activa, del cuarto trimestre de 2017, los desempleados que están en esta situación, mayores de 45 años, son 891.400, el 23,6% de los 3.766.700 parados.

Más flexibilidad para contratar jóvenes

No obstante, hasta ahora los jóvenes son los principales sujetos de los contratos de formación. El Gobierno ha previsto complementar el salario de estos jóvenes con 430 euros. A lo que hay que sumar que las empresas pagan, cuanto menos, el salario mínimo, de 736 euros mensuales.

Los empresarios piden al Gobierno mayor flexibilidad en su aplicación. Así, CEOE plantea dos reformas. La primera es poder ampliar el contrato de formación más allá de un año. “Es preciso flexibilizar la duración de un año del contrato para los casos de incorporación de títulos de formación profesional dual, pues la estancia del alumno en la empresa es inferior a un año”, dice el documento de los empresarios. En segundo lugar, la confederación empresarial tiene una demanda que puede resultar polémica: pide la supresión de restricciones horarias en este tipo de contratos, incluyendo “los trabajos a turnos o con nocturnidad y horas extra”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies